El aprendizaje por asociación está ligado al modelo conductista, y responde a un modelo estímulo-respuesta. Lo aplicamos día a día en AUSARTI, en algunos de nuestros ejercicios didácticos y nos parece buena idea aplicarlo al aprendizaje lectoescritor, en concreto a las normas ortográficas; por eso, hemos dado colores a las letras y os lo queremos contar.

http://www.dreamstime.com/stock-photography-image33185152

Esta técnica se puede trabajar para diferenciar la R y RR, la Y, la Ñ y la LL, la C y la K, la S y la Z, la B y la V, la G y la J.
En la foto podéis observar cómo nuestros alumnos diferencian la S (morada) y la Z (azul), que en euskera tanto se confunde. Es muy complicado diferenciar su pronunciación y es conveniente memorizar, guardar en la retina qué palabras se escriben con S y cuáles con Z y para ésto qué mejor que la práctica.

PicsArt_1416217915519

Trabajamos con dictados orales, centrándonos en cada uno de ellos solamente en dos colores, en este caso, en las S-s y Z-s; y cuando oyen este sonido, toman la iniciativa de elegir un color u otro, una letra u otra. Así, colocan una pegatina del color indicado cerca de ella ¡con lo que les gustan las pegatinas no se resisten a este ejercicio! Se puede ir alternando con pinturas de estos mismos colores o con otros materiales que se os ocurran. Por último, con el dictado escrito delante, corregimos.

¡Nos funciona y estamos muy contentos con los resultados!

Leave a Reply